Cargando...

Formas de corrupción a las que está expuesto el sector privado

2017-12-22

Sobornos para modificar pliegos, pagos ilegales en trámites de aduana y amenazas por denunciar un soborno son algunas de las principales formas de corrupción a las que las empresas están expuestas.

Así lo señaló Hacia la Integridad, una iniciativa que nació en el año 2015 y  es liderada por el área de Prevención del Delito y Fortalecimiento de la Justicia (PROJUST), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y cuenta con el apoyo del Fondo de Integridad de Siemens AG.

El material que construyó Hacia la Integridad está dirigido a “la formación de Directivos, Oficiales de Cumplimiento y demás involucrados en los Programas Anticorrupción de Ética y Cumplimiento al interior de las empresas, así como de aquellos que conforman su cadena de valor”.

 Y busca por medio de dilemas prácticos y estudios de caso explicar cómo prevenir extorsiones y el pago de sobornos, entre otras formas de corrupción. Además, le apuestan a que el contenido se convierta en una herramienta didáctica.

A continuación, le contamos cuáles son algunos de los casos que, de acuerdo a Hacia la Integridad, ejemplifican las principales formas de corrupción a las empresas.

Solicitud de soborno para modificar un pliego de condiciones

Para ilustrar este caso señalan a una empresa, que llamaremos la empresa 1, que quiere presentar una oferta para una licitación a una entidad pública. Pero esta empresa nota que en el pliego de condiciones solo uno de los equipos que se presenta cumple con las especificaciones solicitadas, teniendo incluso menos experiencia que la empresa 1.

A la empresa 1 una persona le sugiere la opción de poder modificar los pliegos a su favor a cambio de un pago.

Para evitar que estos casos ocurran, Hacia la Integridad sugiere:

  1. Solicitar que un consultor independiente supervise todo el proceso de licitación.
  2. Solicitar una ronda de precalificación, para excluir a los oferentes que no tengan la capacidad financiera y técnica.
  3. Solicitar, en caso de que se tenga un experto técnico, que se hagan públicos los vínculos de este experto con cualquiera de los oferentes.
  4. Comprobar las calificaciones de los miembros de la entidad encargados de definir las bases de la licitación.
  5. Comprobar si hay relaciones específicas entre la empresa cuyos equipos coinciden con las especificaciones y la entidad pública, subdirectores o empleados.

Hacia la Integridad aconseja que al recibir una propuesta como la mencionada es mejor rechazar la propuesta y llevar un registro detallado de las circunstancias de la extorción recibida. Además, aconseja informar a un representante relevante que se ha hecho la propuesta y denunciar a la persona que la hizo.

Exigencia de pagos ilegales en trámites de aduana

Como ejemplo en este caso Hacia la Integridad cuenta la historia de un empresario al que le retienen unos productos perecederos en la aduana, un empleado señala que la única forma de evitar demoras y perjuicios es efectuando un pago.

Para prevenir estas exigencias aconsejan:

  1. Intentar programar el envío de productos de la empresa en periodos en los que la oficina de aduana experimente congestión.
  2. Hacer que su empresa sea conocida por negarse a llevar a cabo pagos de facilitación.
  3. Ir acompañado de un abogado o policía para reducir la probabilidad de que le pidan un soborno. “Niéguese a pagar cualquier soborno para acelerar el despacho de aduana”, subraya Hacia la Integridad.
  4. Informe de inmediato sobre esta exigencia ilícita al departamento legal de la empresa.
  5. Informe al supervisor del empleado de aduana sobre dicha solicitud de soborno.
  6. Explique la naturaleza de los productos, su demanda en el país y las consecuencias negativas por su pérdida.
  7. Haga pública la pérdida de productos perecederos por la demora en la aduana y a las exigencias de soborno.
Solicitud de un pago de último minuto para cerrar un trato con el Estado

Este tipo de extorciones se podrían presentar cuando una empresa licita para un contrato importante con el Estado. Tras varios años de negociaciones la empresa es elegida. Pero antes de firmarlo un miembro del comité de compras de la entidad gubernamental solicita una comisión para cerrar el contrato.

En estos casos Hacia la Integridad propone:

  1. Elaborar una oferta detallada que incluya términos y condiciones.
  2. Proponer un contrato que incluya cláusulas anticorrupción y la finalización automática de la relación en caso de extorsión.
  3. Identificar quién o quiénes toman las decisiones técnicas dentro de la entidad contratante para determinar de dónde podría provenir la extorsión.
  4. Al ser extorsionado debe informar inmediatamente a la gerencia de la empresa y definir una estrategia adecuada que puede incluir el cambio del equipo de negociadores. Aquí se debe reafirmar la decisión de firmar el contrato e ignorar la extorsión.
Sectores público y privado se unen para proponer soluciones contra la corrupción

El fenómeno de la corrupción no es ajeno a ningún sector, por ello, este año se realizó el lanzamiento del portal Hacia la Integridad, una iniciativa que “busca propender el diálogo público y privado y el intercambio de conocimientos para fortalecer el desarrollo y la aplicación de medidas de prevención, represión y penalización de la corrupción, en consonancia con la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC por sus siglas en inglés)”.

El proyecto busca por medio de varias acciones reunir a los sectores público y privado para intercambiar conocimientos y experiencias, identificar desafíos y proponer soluciones eficaces contra la corrupción.

La iniciativa reúne agremiaciones y asociaciones, empresas, sociedad civil, ciudadanía en general, y el sector público. Aquellos que se suscriben a este proyecto, señala la entidad,  no solo manifiestan su compromiso, sino que también realizan acciones concretas que buscan aplicar los principios del proyecto en “su gestión, estrategia y cultura, adecuando sus modelos de comportamiento bajo estándares éticos, de transparencia e integridad”.

Francisco Reyes Villamizar, superintendente de sociedades, señala precisamente que la corrupción no solo está afectando al sector público, sino que ahora también se da en el sector privado. Recordando el caso que hizo público la Fiscalía General de La Nación tras “anunciar la imputación de cargos a unos portugueses de una compañía extranjera que cobraban a los proveedores 'mordidas' o coimas para poder dar contratos dentro de la compañía. Un individuo del sector privado corrompe a otro del sector privado con el fin de obtener un contrato”.  Hechos que Reyes señala de lamentables de ver.

Por estos motivos, Hacia la Integridad busca fortalecer incluso el marco legal para la prevención y lucha contra la corrupción en el país con énfasis en personas jurídicas. Además, aboga por fortalecer el diálogo público privado para la prevención de la corrupción y la promoción de la transparencia e integridad en los negocios y reforzar la capacidad de las empresas para identificar procesos bajo riesgo de corrupción e implementar acciones para su protección.

Por ello, Julián Guerrero, coordinador Pilar Anticorrupción UNODC, señala que la construcción de la confianza para lograr llevar a cabo un proyecto ha sido el reto fundamental para poner en marcha esta iniciativa.  “La construcción de confianza nos lleva al proceso de construcción de alianzas... La incidencia y los resultados y la efectividad de la construcción de herramientas para prevenir la corrupción pasan por la lógica de la construcción colectiva. El portal Hacia la Integridad es el resultado de ese esfuerzo”, subrayó.

Por su parte, David Álamos, jefe de área de prevención del delito y fortalecimiento de la justicia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, explicó que esta iniciativa tiene una serie de propósitos encaminados a contribuir a reducir las oportunidades de corrupción. Así se busca fortalecer, por medio del diálogo entre el sector público y privado, el marco legal anticorrupción y la creación una cultura de integridad  a la hora de hacer negocios por parte del sector privado. 

Según Álamos, unas 1.800 personas se han capacitado en el marco de Hacia la Integridad, en 15 ciudades del país. “El portal web es una muestra del compromiso del sector público y privado en Colombia para luchar contra la corrupción, es una forma tangible del cumplimiento de la corresponsabilidad que hoy presentamos como el esfuerzo mancomunado de todos”, agregó Álamos.

Álamos reiteró que este portal web es una herramienta de gran utilidad para los distintos sectores que están preocupados y que están tomando acciones e iniciativas de lucha contra la corrupción, “es una iniciativa de tremenda utilidad no solo para Colombia, sino también para la región. La corrupción es un flagelo que está comiéndose las posibilidades de desarrollo de las sociedades más allá de la frontera de América Latina y el Caribe”, dijo.

 

*Foto tomada de Adobe Spark

Redacción Huella Forense  

 

 

 

Síguenos en: